Spoiler: Mujer discriminada – Margaret Ann Bulkley

Un doctor destacó por sus estudios, aportaciones, conocimientos y consiguió el puesto de Inspector General de Hospitales de Inglaterra. En esa época todo normal, un hombre exitoso. Sin embargo, esta historia se vuelve mucho más interesante cuando se descubre que el Doctor James Barry era una mujer y se llamaba Margaret Ann Bulkley. Portrait of James Barry, born Margaret Ann Bulkley 1799 ...

La marginación y discriminación era tal que Margaret Ann tuvo que ocultar su identidad para poder estudiar y trabajar en lo que realmente deseaba: la medicina. Por entonces, las mujeres tenían prohibido acceder a dicha carrera y similares.

Tuvo que aprender así a comportarse como un hombre y engañar a todos sus profesores y compañeros. Lo logró pues ingresó en la Universidad de Edimburgo en 1809. Fue duro para ella esconderse pero su pasión le motivaba a seguir ahí. Sufría acoso por el hecho de parecer una «chica». Sí, eso era motivo de burla en aquella época. Consiguió licenciarse cinco años más tarde.

Quiso ejercer la medicina de guerra y por ello se alistó al ejército. Fue una experiencia muy buena para ella pues conoció a un hombre que la comprendía y al que decidió contarle su secreto.

No solo sufrió acoso por parecer homosexual sino que lo rumores sobre ella eran constantes. Era poco «masculino» por lo que dudaban de su sexo. Se llegó a hablar de que posiblemente fuera hermafrodita.

Sin embargo, no hay que olvidar que ante los ojos de todos eran dos hombres y se les acusó de ser homosexuales, cosa que se consideraba una deshonra y que no se podía permitir.

Con sus estudios y avances consiguió ayudar a la mujer y salvarla de una muerte segura. El parto por cesárea era muy complicado y era complicado que la madre y el bebé sobrevivieran. Ella logró realizar la primera cesárea en la que sobrevivieron la madre y su hijo.

Sus estudios mejoraron la vida humana pues trató enfermedades como la sífilis, la cólera, la lepra o las transmitidas por el agua contaminada. Propuso un sistema de conducción de agua para evitar estas transmisiones. Estudió sobre las dietas y cómo alimentarse correctamente. Es decir, abarcó todo tipo de enfermedades y de asuntos relacionados con la salud de la sociedad creando grandes avances para esta.

Su secreto duró hasta su muerte. Falleció en Inglaterra de disentería en 1865. Es ahí cuando todo salió a la luz. En la funeraria se sorprendieron al ver que el cuerpo del reconocido doctor era el de una mujer. Se comprobó todo el proceso por si se había cometido algún error con la documentación pero no había duda: ella había conseguido como hombre lo que como mujer no se le permitía.

Y ahí quiero llegar. Una vez se supo todo fue un duro golpe para la sociedad machista de la época ya que una mujer había conseguido engañar a los hombres, había destacado por su inteligencia y había logrado lo que muchos hombres no habían hecho. Era muy duro para el patriarcado asumir esto y se decidió enterrarla bajo el nombre de James Barry y hacer llegar a la sociedad que todo eran rumores falsos.

¡De lo que son capaces algunos para no admitir que una mujer es igual de válida que un hombre!

@ciaoatenea

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s