Spoiler: Mujer discriminada – Jeannet Manford

»Tengo un hijo homosexual y lo quiero»

Una simple frase fue suficiente para convertirse en una activista reconocida a favor del colectivo LGTB. Jeanne Manford luchó por la igualdad e integración del colectivo LGBT.

Sufrió en sus propias carnes la homofobia y el rechazo a la libertad de los homosexuales. Su hijo, Morty Manford, fue víctima de una paliza por parte de la policía en la Gay Activists Alliance.

Jeanne Manford, como madre y activista, escribió una carta a The New York Post, donde manifestaba la frase citada. Lo hizo cuando la homosexualidad se consideraba un desorden mental o directamente un crimen.

En un principio puede parecer una frase obvia pero no lo era en aquel contexto. Muchos padres seguían repudiando a sus hijos por su condición sexual y otros se avergonzaban y exigían a sus hijos que no la hicieran pública.

Ella empatizó con el dolor de todas esas personas que eran rechazadas por ser quien realmente son y quiso hacer un llamamiento a los padres de todas estas personas. Necesitaban el apoyo de sus familias y ella quería transmitir ese mensaje.

En la Christopher Street Liberation Day Parade acompañó a su hijo al desfile con una pancarta que revindicaba a los padres que apoyaran a sus hijos. Muchos miembros del colectivo le pedían que hablara con sus padres e incluso consideraban que ella era su madre.

Creó en 1972 la PFLAG (Padres, familias y amigos de lesbianas y gays), llegó a tener presencia en 12 países. No fue algo simbólico, ella lo llevó a la práctica y se convirtió en el ejemplo para muchos padres. Más tarde se integró a los bisexuales, transexuales e intersexuales. Exigía que acabara esta discriminación y esto debía empezar por los propios padres.

El objetivo de esta organización es promover la salud y el bienestar de las personas LGBT, sus familias y amigos por medio del apoyo para enfrentarse a una sociedad adversa; la educación, al público desinformado; y la defensa, para acabar con la discriminación y asegurar la igualdad de derechos civiles.

Tuvo que hacer frente a una oposición producida por la LGTBfobia y fue cuestionada como mujer. Fue considerada una enferma por defender a su hijo homosexual.

Los homosexuales eran definidos por entonces como enfermos mentales o personas peligrosas que debían permanecer lejos de la gente »normal’’ para no »contagiar» al resto de la población. Se llegó a dudar de su orientación sexual, rumoreando que ella también era homosexual.

Hizo lo que toda madre tiene que hacer, sí. Lo hizo cuando no era lo normal y cuando la LGTBfobia estaba en su auge. Consiguió la unión  de los padres y familiares y los convirtió en aliados del colectivo, haciendo el día a día de sus hijos más fácil.

@ciaoatenea

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s