Spoiler: Mujer discriminada – Enriqueta Otero

Pensando en quienes lucharon en la Guerra Civil nos viene a la cabeza grupos de hombres que lo arriesgaron todo por defender sus ideas. Así es, está claro, pero esto no deja de ser injusto.

h.jpg

Injusto porque se nos han ocultado las historias de lucha de mujeres que formaron parte de las guerrillas y que vivieron, como los hombres, castigos como el exilio, violaciones, la cárcel, el fusilamiento o violencia contra ellas.

Entre estas mujeres quiero destacar a Enriqueta Otero, nacida en Lugo en 1919. Ejercía como maestra y fue destinada a Madrid, donde se unió al Partido Comunista de España.

Ocupó un cargo en el Hospital de Carabanchel como coordinadora ya que contaba con conocimientos sanitarios adquiridos en cursillos.

Se hizo con el mando del hospital, no con cargo pero si con su espíritu trabajador y altruista. No descansaba y organizaba las acciones que se debían llevar a cabo. Esto no hacía mucha gracia a los hombres que quedaban bajo sus órdenes. Algunos de los trabajadores despreciaban sus decisiones por provenir de una mujer.

Más tarde la destinaron al Primer Batallón Móvil de Choque de la 46 División como Miliciana de cultura. Defendían la cultura y si era necesario participaban en la guerra.

Tras el golpe de Estado de Casado, fue encarcelada en la prisión de Las Ventas, consiguió fugarse a Lugo en tren. Su detención no la detuvo sino que siguió con su lucha. Se integró en el maquis que quería acabar con la dictadura fascista al Norte de Galicia, bajo el nombre de María Dolores.

Galicia fue su lugar hasta que en 1946 fue detenida por las autoridades franquistas a causa de una filtración a la policía.

Condenada a muerte por formar parte de la resistencia. Se produjo una campaña internacional de solidaridad que logró revocar dicha condena aunque permaneció encarcelada 19 años hasta 1966 que quedó en libertad.

Su salud estaba tocada por las palizas recibidas en prisión y por disparos que recibió en su detención.

A pesar de los duros años en prisión, no quiso abandonar la vida política. Creó la Asociación O Carriño, su objetivo era llevar la cultura al pueblo, y fue candidata al Parlamento español en 1977 por el PCE.

Se borró su paso por la guerra porque al franquismo le avergonzaba que mujeres hubieran luchado contra ellos. No recibieron nunca su reconocimiento y de aquellas mujeres que se sabía de su participación, se dijo que simplemente lavaban, cocinaban y similares.  Sin embargo, hacían de espías y cogían armas.

@ciaoatenea

6 comentarios en “Spoiler: Mujer discriminada – Enriqueta Otero

  1. Superduque777 dijo:


    Enriqueta Otero Blanco, secretaria de Dolores Ibárruri durante la guerra civil y la más conocida sobreviviente de la guerrilla antifranquista gallega, murió anteayer, a consecuencia de un problema renal, en el hospital provincial de San José, en Lugo, cuando estaba a punto de cumplir 80 años.Enriqueta Otero, maestra de profesión, ejerció en diversas escuelas rurales gallegas, en donde organizó vanos grupos de teatro. En 1936, recién casada y destinada en Madrid, se afilió al PCE influida por, un representante de cosméticos. Al estallar la guerra civil se alistó como miliciana de cultura en la Brigada Móvil de Choque de la 46ª División, que dirigía Valentín González, El Campesino, en donde llegaría a obtener el grado de comandante.

    En los últimos días de la guerra civil fue recluida por la Junta de Defensa de Madrid en la cárcel de Ventas con otras militantes comunistas, pero logró capitanear una fuga masiva y tomar un tren hasta Lugo. En Galicia se incorporó a la guerrilla con el apodo de María Dolores y resultó herida en varios enfrentamientos armados. En 1946 fue detenida en las cercanías de la capital lucense por la Guardia Civil. Condenada a muerte, una campaña internacional de solidaridad logró la conmutación de la pena y estuvo presa durante 19 años en diversas cárceles españolas.

    Liberada en 1966 y rehabilitada como maestra tan sólo un año antes de su jubilación, puso en marcha un proyecto cultural denominado O carriño, a la manera de las universidades populares de la República, que tenía su sede en la reproducción de una palloza (construcción prehistórica de las montañas de Lugo) ubicada en el parque de Rosalía de Castro de Lugo. En 1977 fue candidata al Parlamento español en las listas del PCE, aunque en los últimos años estaba distanciada de la dirección local del partido por lo que ella denominaba «historias de familia».

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s