Spoiler: Mujer discriminada – Frederica Safor Maas

La mujer delante de la cámara seguía siendo molesta para los hombres. La mujer detrás de la cámara era su pesadilla. Ser guionista y mujer fue complicado pero no imposible. Frederica Sagor Maas, 1900 - 2012 on Notebook | MUBI

Entre muchas otras cosas, Frederica Sagor Maas, sufrió discriminación, burlas, robos, plagios y rechazos por el mero hecho de ser una mujer que quería entrar en un mundo de hombres.

Nacida en New York, estudió periodismo en la Universidad de Columbia pero su pasión por el cine y la edición la llevaron a abandonar la universidad para trabajar como asistente de edición en Estudios Universal.

Sin embargo, aunque había conseguido convertirse en jefa del departamento, ella necesitaba estar mucho más cerca del cine y se trasladó a Hollywood. Allí conoció a su marido, Ernest Maas, un productor  de la Fox, que la apoyó y sufrió con ella todo lo que le vino encima.

Entre sus primeros trabajos se encuentra la adaptación al cine de la novela de Percy Marks, ”The Plastic Age”. El reconocimiento no se lo llevaba ella, sino sus compañeros de oficio.

Podría haber aceptado propuestas que la hubieran llevado a trabajar como actriz que probablemente habría sido algo mucho más fácil para ella.

Sin embargo, ella se negó y a pesar de que el camino estaba siendo muy duro (y se pondría peor) quiso conseguir todo lo que se había propuesto y soñado desde joven.

Gracias a sus memorias ”The Shocker Miss Pilgrim: A Writer in Early Hollywood” podemos conocer lo duro que fue para ella estar en Hollywood y como ella afrontaba todo ello. Ella misma dice que ”a menos que quisieras dejar la industria, tenías que callarte la boca”’.

Sin embargo, en estas memorias no se calló nada. Trató la misoginia que sufrió ella y que sufrían todas las mujeres, el chauvinismo, la prostitución, el abuso de poder que la llevaron a aceptar plagios y robos por parte de sus compañeros, la discriminación y la dureza con la que se la trataba.

También vivió junto a su marido otro bache en su carrera. Escribieron el guion de la película ”The Shocking Miss Pilgrim”. Una idea que consistía en resalzar la figura de la mujer. Trataba sobre la primera mujer que es contratada por una compañía de transportes de Boston.

Lo que pretendía ser una crítica a la discriminación que sufre la mujer acabó siendo un musical simple y alejado de su idea principal.

Fue un duro golpe para ellos porque esta prometía ser un resurgimiento económico para la pareja que había quedado económicamente afectada tras el crack del 29 en Estados Unidos que perjudicó a toda la población estadounidense, se calcula que el matrimonio perdió alrededor de 10.000 dólares.

Toda esta situación junto a la no aceptación entre sus compañeros del mundo del cine le causó una gran impotencia y estrés que la llevó al casi abandono de su trabajo e incluso al suicidio. Junto a su marido abandonaron el mundo del cine y casi el real.

Tras ser acusada de comunista durante la caza de brujas, ambos subieron a las colinas de Hollywood para acabar con su vida. Su situación económica y personal se volvía cada vez más y más complicada.

No lo hicieron pero sí dejaron el mundo del cine. Su marido murió con 94 años a causa del Parkinson. Muchos de los directores y compañeros de profesión habían fallecido antes que ella ya que Frederica murió a los 111 años.

De hecho, pronunció estas palabras en una entrevista: ”estoy viva y coleando y, bueno, hijos de puta, estáis bajo tierra mientras yo he vivido hasta los 99”.

Quiso contar a todo el mundo el sufrimiento que le supuso querer dedicarse a su pasión, en este caso el cine. Ella sabía que no solo le ocurría a ella y que era un problema mundial que necesitaba ser resuelto por el bien de todos, especialmente para las mujeres. Su testimonio y el de otras mujeres era fundamental para conseguir un mundo más justo e igualitario.

Al final, ella estaba avisando a todas las mujeres de que no era nada fácil entrometerse en un mundo de hombres que cerraba la puerta a toda mujer que intentaba abrirse un hueco.

Acabó abandonando lo que parecía que iba a ser su vida de ensueño. No lo odió pero si terminó estando resentida con la industria al convertir su sueño en una pesadilla. Dejó de ir al cine y desconectó totalmente de este mundo.

@ciaoatenea

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s