Spoiler: Mujer discriminada -Marie Bracquemond

Ella era la ‘’exitosa’’ de su matrimonio y eso molestaba mucho a su marido. No podía soportar que su mujer fuera más conocida, llegando a manipular a su mujer para que abandonara de forma definitiva la pintura. Con esto consiguió ser el más reconocido de la pareja. Resultado de imagen de marie bracquemond

En esta relación tóxica se vio envuelta Marie Bracquemond, nacida en Brest el año 1840, quien mostró a una temprana edad su pasión por la pintura.

Su primer trabajo con el que avisaba de su gran talento fue un retrato de su madre, su hermana y su profesor de pintura. Este cuadro fue expuesto en el Salón de París, exposición organizada por la Academia de Bellas Artes.

Gracias a esta exposición pudo convertirse en discípula del pintor Ingres, cosa que le llevó a trabajar creando copias de obras destacadas del Museo del Louvre. Un importante trabajo fue el de la mujer de Napoleón III, Eugenia de Montijo, que le encargó pintar ‘’Cervantes en Prisión’’.

Conoció en esta época a su marido, Félix Bracquemond. Tuvieron un hijo, Perrie. Félix se enamoró del arte de su mujer y quiso que conociera a sus amigos artistas, quedando todos ellos asombrados con su talento. Especialmente Monet y Degas quienes propusieron pintar en espacios abiertos, algo nada bien visto en una mujer. Ella hizo caso a los amigos de su marido y se atrevió a hacerlo, consiguiendo muy buenas críticas.

Durante un tiempo trabajó junto a su marido en la fábrica de cerámicas Haviland de Limoges donde ella diseñaba cubertería y grandes paneles. Estos paneles se presentaron en la Exposición Universal de 1878 bajo el tema de ‘’Las Musas del Arte’’.

La exposición recibió críticas muy positivas y la acercó a pintores impresionistas. Esto marcó su nuevo estilo, clasificado como ‘’pincelada libre’’ y llenando sus cuadros de color.

La importancia de esto es que era todo lo contrario de lo que había hecho hasta ahora. El nuevo estilo de la artista fue la causa de muchas discusiones con su marido al que no le gustaba el modernismo.

Sin embargo, ella siguió con su nuevo estilo porque era el que realmente encajaba con su definición de arte. Fue en la Exposición de 1880 cuando su estilo quedó claro e impresionó a todos los asistentes.

Destaca la personalidad de la artista en cada cuadro y su afán por retratar a su familia y amigos en zonas de vegetación y paisajes. Los críticos quedaban fascinados con la profundidad y volumen de las formas. Sin duda, uno de los aspectos más destacados es el contrate de los tonos más luminosos con los más fríos.

Todo se torció cuando Félix, su marido, empezó a sentirse inferior que Marie porque ella hacía más exposiciones y era más admirada que él. Pasó de admirar a su mujer a odiar su éxito. Se sentía ridículo siendo ‘’superado’’ por su mujer. No aguantaba no ser el ‘’talentoso’’ de la pareja.

Su orgullo estaba herido y por ello inició una continua manipulación hacia Marie. Lo hacía siendo muy duro con ella y criticando todas sus obras, haciéndole entender que estaba perdiendo su talento.

Además, le hacía chantaje con la situación que estaba viviendo, es decir, le hacía culpable de que sus obras no fueran tan exitosas como las suyas y la culpaba de que por su culpa su matrimonio estaba rompiéndose. Ella no era consciente de la envidia enferme que sentía su marido hacia ella y que su relación se había convertido en una relación tóxica.

Consiguió de esta forma que Marie dejara la pintura en exteriores, pensando que así contentaría a su marido y acabarían las discusiones que estaban acabando con su matrimonio.

Estaba equivocada pues el objetivo de Félix era que abandonara la pintura de forma definitiva para poder ser el único artista del matrimonio y, por lo tanto, el único con posibilidades de tener éxito.

Marie, al final, tomó la dura decisión de abandonar lo que era su pasión y lo que la había convertido en una mujer de éxito y reconocida en el mundo del arte. Su amor por Félix la llevó a reducir su actividad artística a lo más mínimo.

La artista se había ganado un sitio en el modernismo y podría haber seguido exponiendo en múltiples exposiciones dejando un legado mucho mayor.

Tras la retirada de esta, Félix ganó el reconocimiento  que tanto había ansiado todo este tiempo, llegando a obtener el nombramiento de Oficial de la Legión de Honor y Medalla de Honor de la Exposición Universal de 1900. Sintiéndose de nuevo el ‘’fuerte’’ de la familia o el ‘’exitoso’’.

Lo había conseguido. Era el hombre el que destacaba en el matrimonio y volvía a recuperar su orgullo. Volvió entonces a tratar como siempre a su mujer, habiéndola convertido en una mujer pequeña y que tenía prohibido sobresalir por encima de su marido.

Con su desaparición del mundo del arte cayó en el olvido aunque años más tarde su hijo, Perrie, se encargó de volver a descubrir al mundo el talento de su madre. Lo hizo porque fue testigo de la manipulación que sufrió su madre por parte de su padre. Falleció en enero de 1916 en París.

@ciaoatenea

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s