Spoiler: Mujer discriminada – Mary Richardson

El vandalismo formó parte de la lucha por el sufragio femenino, siendo acciones no representativas del movimiento, tuvieron mucha trascendencia. Como acuchillar siete veces el cuadro ”La Venus del espejo” de Velázquez.

maryy.jpg

Nacida en Inglaterra el año 1889, fue amante y estudiante de arte. Trabajó como periodista aunque su verdadera vocación la encontró cuando se convirtió en militante sufragista junto a la organización liderada por Emmeline Pankhurst, ‘’Women’’s Social and Political Union’’. Fue una de las militantes más activas y más polémicas del movimiento sufragista.

Las mujeres llevaban tiempo luchando por su derecho al voto. Seguían siendo ciudadanos de segunda sin voz ni voto. Estaban hartas de no poder decidir sobre su futuro y de que su opinión no fuera considerada ya que no se le daba credibilidad a lo que podría opinar una mujer.

El movimiento sufragista tuvo muchas formas de manifestarse. A lo largo de la historia ha habido manifestaciones pacíficas, huelgas de hambre y  movilizaciones aunque también ha habido protestas violentas, actos terroristas y vandalismo.

Siempre se destacaban los actos violentos para desprestigiar la lucha de las mujeres pero todo era consecuencia de la crispación que sentían ante la prohibición de no poder votar y ver como los políticos no hacían nada para cambiar la situación.

Mary Richardson fue miembro del segundo grupo de protestas, atentando contra ‘’La Venus del Espejo’’ de Velázquez. Lo hizo el 10 de marzo de 1914 en la National Gallery Helmut Ruhemann con un cuchillo con el que propinó siete cuchilladas al cuadro, dejándolo notablemente destruido aunque pudo ser restaurando sin problemas.

En las declaraciones que dio a la policía, ella misma reconoció que el motivo que la había llevado a destruir la obra era la detención de la líder de la organización WSPU, Emmeline Pankhurst.

Sin embargo, en los medios no se quería definir a Mary como una feminista sufragista por medio a que otras mujeres pudieran imitar su comportamiento. Dieron a entender que el ataque era fruto de una mujer demente que estaba en contra del desnudo de Venu.

Esta era una forma de hacer entender a la sociedad que estaban cuidando más a una obra de arte que a las mujeres. Los hombres se indignaban mucho más cuando una mujer destruía una obra de arte que cuando el gobierno destruía los derechos de todas las mujeres.

Dicho acto tuvo consecuencias penales para la activista, siendo condenada a seis meses de prisión por ejercer vandalismo sobre una obra de arte. También se ganó el rechazo de muchas mujeres ya que tras el incidente, las mujeres solo podían visitar los museos si iban acompañadas de un hombre.

Muchas mujeres no estaban de acuerdo con su forma de protestar. Como ocurre a día de hoy, existen diferentes ramas en el feminismo y diferentes formas de protestar. A pesar de ello, no entendía la lucha por el sufragio femenino como una lucha pacífica.

Este es, sin duda, su hazaña más conocida pero fue una mujer muy activa, siendo detenida nueve veces en solo dos años. Era muy difícil asustar a Mary, quien se propuso no parar hasta conseguirlo.

No le asustaba la cárcel, pues la pisó muchas veces y seguía con sus planes para centrar el foco de la opinión pública en el sufragio femenino. Quería llamar la atención y que los hombres se preguntaran porqué era tan importante para las mujeres votar. Ellas querían decidir y sentir que su opinión era respetada por la sociedad y por el gobierno.

Otra de sus numerosas manifestaciones se produjo en el Derby de Epsom de 1913. Mary decidió cruzarse en el camino y parar al caballo del rey para reivindicar el sufragio femenino. El acto fue más aparatoso de lo esperado, siendo Mary herida de gravedad y quedándole lesiones fuertes por las que más tarde acabaría falleciendo.

Participó en huelgas de hambre, siendo alimentada a la fuerza ya que estaba dispuesta a llegar hasta el final, y en acciones violentas como lanzar piedras al Ministerio de Interior y a la prisión de Holloway. Atacaron a políticos y  bombardearon una estación de tren.

Si sumamos todas sus condenas y sus meses en prisión, Mary estuvo en total unos tres años de su vida encarcelada por sus diferentes acciones.

Años más tarde decidió unirse al Partido Laborista. Se presentó varias veces al parlamento pero nunca fue elegida. Así que en 1934 se unió a la Unión Británica de Fascistas donde si obtuvo un cargo como Secretaria de la Organización en la Sección de la Mujer.

Su vida política no fue tan intenta como la vida sufragista y activista, por ello, acabó abandonando su carrera política. El resto de su vida lo pasó alejada de la exposición pública que había tenido hasta ahora. Falleció en Hastings en 1961.

@ciaoatenea

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s