Spoiler: Mujer discriminada – Nettie Stevens

Mujer con una capacidad intelectual admirada por todos sus compañeros. Descubrió la existencia de dos tipos de cromosomas, algo revolucionario. Un problema: un hombre lo descubrió al mismo tiempo y, claro, fue él quien se llevó el reconocimiento de toda la comunidad científica.

Resultado de imagen de nettie stevens

Nacida en Estados Unidos el año 1861, Nettie destacó desde una edad muy temprana por su capacidad intelectual, superando un curso de cuatro años de duración en solo dos. Junto a su hermana, Emma, se graduó como la primera de clase y con notas excelentes, siendo una de las tres primeras mujeres que lograron graduarse en Westfield.

Cuando una mujer daba el salto al mundo laboral era muy difícil encontrar un puesto de trabajo ya que casi nadie estaba dispuesto a contratar a una mujer. Las mujeres que decidían trabajar y no ocupar solo el rol de ama de casa estaban destinadas a trabajar como maestra o bibliotecaria ya que eran trabajos ‘’de mujer’’.

La mujer que decidía trabajar no se libraba de ser ama de casa, iba al trabajo y luego ejercía de madre y esposa, estando igual de cansada que su marido debía hacer la comida y ocuparse de las necesidades de sus hijos.

Años más tarde volvió a la universidad, esta vez en la Universidad de Stanford, para ello estuvo ahorrando durante muchos años. Consiguió licenciarse y realizar una tesis doctoral titulado ‘’ Studies on Ciliate Infusoria’’ que fue publicada.

Durante su doctorado conoció a Edmund B. Wilson y Thomas H. Morgan que eran los biólogos más reconocidos de la época.  El segundo se fijó en la capacidad de Nettie y decidió incorporarla a su equipo de investigación.

La universidad reconoció el trabajo de Nettie y le concedió una beca para poder estudiar en el extranjero. Su destino fue Europa, exactamente  Italia y Alemania. En este periodo encontró la que sería su línea de investigación al conocer a Theodor Boveri, quien estaba investigando qué papel tenían realmente los cromosomas en la herencia.

Esto hizo despertar su interés por el tema y que decidiera convertirlo en el foco de su investigación. Aun no se conocía qué era lo que determinaba el sexo de un ser humano en el momento de ser concebido. Se decía que dependía de factores externos durante el desarrollo o que quizás era una cuestión hereditaria.

Era una cuestión muy estudiada por el momento ya que interesaba determinar la relación entre los cromosomas y la herencia. Su investigación se inició en 1903 cuando solicitó una beca de investigación para poder trabajar de una forma más profesional. Consiguió la beca e inició así su investigación sobre la determinación del sexo.

Dos años después publicó lo que sería su trabajo más importante: ‘’Studies in spermatogemesis with special reference to the ‘accesory chromosome’’. Su investigación consistió en realizar pruebas con diferentes tipos de insectos.

La importancia de este trabajo es que Nettie concluía la existencia de dos tipos de cromosomas, el X y el Y. No solo esto sino que determinó que los cromosomas existen como estructuras parejas en la células y no como largos bucles o hilos como se creía hasta el momento.

Concretó que las células somáticas de la hembra contaban con veinte cromosomas grandes, siendo diez parejas mayores. Las masculinas tenían un cromosoma menos, siendo compuestas por nueve parejas de cromosomas grandes y otra por otra pareja de un cromosoma grande y otro pequeño.

A lo que hace referencia esta conclusión es a que los espermatozoides que poseen un cromosoma pequeño determinan el sexo masculino y los que cuentan con diez cromosomas del mismo tamaño, determinan el sexo femenino.

Este trabajo era una revolución para la época y el reconocimiento de Nettie iba a ser inmediato. Sin embargo, una casualidad lo cambió todo. Edmund B. Wilson también estaba investigando sobre la misma materia. Tras su propia investigación concluyó exactamente lo mismo que ella y, como ella, publicó su trabajo.

Sería mentir si digo que no se reconoció el trabajo de ambos investigadores pero fue injusta la atribución posterior. El descubrimiento está otorgado a Wilson como la pieza clave de la investigación, quedando Nettie en un segundo plano y siendo considerada como una ayudante. Es curioso esto cuando él mismo escribe en su trabajo: ‘’concuerdan con las obervaciones de Stevens en el escarabajo Tenebrio’’.

Wilson deja claro que ambos han llegado a la misma conclusión de forma independiente y que ella lo había hecho a priori. Esto no evita que quien ha sido más reconocido ha sido el hombre, siendo su nombre el que está escrito en los libros de texto. ¿Tanto cuesta escribir dos nombres en vez de uno? ¿Cuesta escribir el nombre de Nettie Stevens por qué es una mujer?

Nettie decidió ignorar todo tipo de polémica porque sabía que posiblemente ella saldría muy mal parada. Continuó con su investigación y la amplió con importantes artículos hasta que abandonó su carrera profesional años después. Logró en ese periodo establecer los fundamentos de la futura citogenética de Drosophila.

Falleció en 1912 a causa de un cáncer de mama.

@ciaoatenea

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s