Spoiler: Mujer discriminada – Lizzie Siddal

Una mujer que fue poeta, pintora y escritora con sublime potencial quedó reducida a ser reconocida por su belleza y trabajo como musa de su marido, Dante Gabriel Rossetti.

Imagen relacionada

Ella es Lizzie Siddal, nacida en Gran Bretaña. No fue a la escuela pero sus padres se encargaron de que aprendiera a leer y escribir. De esta forma se produjo el primer contacto entre Lizzie y la poesía, creándose así una pasión por esta.

Uno de sus primeros trabajos fue como modista de sombreros en una tienda de Cranbourne Alley. Fue ahí donde Deverell la vio y quedó impresionado con su belleza. Tanto que decidió convertirla en modelo de los prerrafaelistas.

El trabajo más importante que realizó como modelo fue posar para el cuadro ”Ophelia” de John Everett Millais. En este cuadro, Lizzie posa en una bañera simulando el ahogamiento de Ofelia. Esta imagen es la más conocida de Lizzie, donde destaca su palidez, su pelo rojo y delgadez. Fue una de las primeras modelos a las que se les consideró como ‘’góticas’’.

El proceso de este cuadro fue complicado para ella pues pasaba horas y horas sumergida en una bañera. El agua estaba tibia al inicio pero se iba enfriando conforme el tiempo pasaba.

Esto le causó un grave neumonía que se volvió aún más grave por su posible anorexia (aunque esto son rumores de por entonces). También se dice que enfermaba por su adicción al láudano de la que hablaremos más adelante.

Otros importantes trabajos como modelo son cuando posó como Viola para Twelfth Night y sus innumerables trabajos como musa para su marido.

Su marido, Dante Gabriel Rossetti, no quería presentar a Lizzie frente a su familia como futura esposa. Ella provenía de una familia trabajadora y esto podría causar el rechazo de su familia. Finalmente, se casaron aunque no felizmente.

Lizzie no era consciente del control que Rossetti establecía sobre ella. Se encargó personalmente de que ningún pintor volviera a retratar a su mujer. Era un hombre posesivo y celoso que quería que la belleza de Lizzie solo se encontrara en sus cuadros.

Lizzie estaba continuamente enferma y frágil. Bien por su anorexia o su adicción, ella no estaba bien. Se dice además que sufría estrés y depresión por las infidelidades de su marido.

Llegó a averiguar que su marido estaba buscando otra musa más joven y guapa que ella. Además sufrió un duro golpe cuando dio a luz a una bebé nacida muerta, cosa que agravó la depresión anteriormente nombrada.

En cierto modo, ella quiso retratar todo el sufrimiento que vivía pero que no contaba. Existe un autorretrato de Lizzie donde aparece una mujer triste, apagada y sin ganas de vivir. Esto era lo opuesto a como los pintores retrataban a la joven.

Lizzie necesitaba el amor de su marido y se refugiaba en el láudano. Otra forma que tenía de desconectar de su día a día era la poesía. Escribía sobre el dolor que sentía por no ser amada y se sentía engañada por la idea del amor verdadero y para siempre que tanto había leído en poemas.

Podemos encontrar títulos como ”Amor muerto”. En este poema y en muchos de sus escritos, habla de que el amor verdadero es una ilusión y que ella no ha podido encontrarlo, dejando ver claramente que habla desde su experiencia más personal en el amor.

”Nunca llores por un amor muerto,

Ya que rara vez el amor es verdadero.

Él cambia sus ropas del rojo al azul,

Y del más brillante azul al rojo,

El amor ha nacido a una muerte prematura,

Y rara vez es sincera.

Entonces no ancles tu sonrisa

En su pálido rostro descarnado,

Para exhalar el más profundo de los suspiros.

Las palabras justas en labios sinceros

Pasarán, y sin dudas morirán;

Y tu estarás sola, mi querida,

Cuando se desaten los vientos invernales.

Nunca lamentes aquello que no puede ser,

Pues este Dios no regala dones.

Si el simple sueño del amor fuese cierto,

Entonces, dulzura, estaríamos en el Cielo,

Pero aquí sólo hay tierra, mi querida,

Donde el verdadero amor rara vez crece.”

En su vida había arte y poesía, sí. En su vida había desamor, odio, desengaño, enfermedad y adicción. Lamentablemente, se dejó arrastrar por su adicción. A pesar de que se quedó embarazada, decidió suicidarse estando en estado. Lo hizo con una sobredosis de láudano.

Murió en 1862, con solo 32 años. Lo hacía en su cama, sola. Su marido se encontraba con una de sus tantas amantes. Lizzie murió con el corazón roto y viviendo bajo la sombra de su marido. Aunque creó numerosos poemas y cuadros, es conocida por su belleza y trágico final.

@ciaoatenea

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s