Spoiler: Mujer discriminada – Clara Campoamor

‘’ – Opino que el feminismo no me representa

+ Gracias al feminismo opinas’’

Cada vez que leo esto no puedo evitar pensar en Clara Campoamor, una mujer muy importante para el feminismo que poco a poco va recuperando su reconocimiento y me quiero sumo a ello. Si no conoces la historia de Clara Campoamor te animo a hacerlo y si ya lo hacías nunca está de más revivir historias como esta.

Clara Campoamor,  mujer incansable respecto a los derechos de la mujer. Fue una figura clave para conseguir que las mujeres pudieran votar. Gracias a su incipiente lucha a favor del sufragio femenino las mujeres podemos decidir y opinar.

Repasando su historia encontramos a una mujer trabajadora que afrontó empleos como modista, telégrafa, telefonista o dependienta. A la temprana edad de diez años ya buscaba empleos para poder aportar dinero a su casa que tras la muerte de su padre quedó con una economía inestable.

Sin embargo, a pesar de haber dejado sus estudios pudo más tarde licenciarse en Derecho, convirtiéndose así en integrante de la minoría de abogadas que había por entonces. Logró formar parte del Colegio de Abogados de Madrid. Solo una mujer lo había hecho hasta entonces.

Resultado de imagen de clara campoamor

Clara Campoamor pudo poner en práctica sus ideales feministas y republicanos en 1931 cuando la II República Española  permitió que las mujeres mayores de 23 años pudieran optar a ser elegidas en el Parlamento. Fue una de las tres mujeres que lograron un escaño, ella lo hizo por el Partido Radical.

Ella denunciaba la falta de mujeres en las decisiones políticas: «Resolved lo que queráis, pero afrontando la responsabilidad de dar entrada a esa mitad de género humano en política para que sea cosa de dos. No podéis venir aquí vosotros a legislar, a votar impuestos, a dictar deberes, a legislar sobre la raza humana, sobre la mujer y sobre el hijo, aislados, fuera de nosotras».

Como hemos dicho, mujer feminista que luchó exhaustivamente por conseguir el derecho de las mujeres. Participó en la elaboración de la Constitución de la nueva República, donde luchó por conseguir que no se discriminara por razón de sexo, por la igualdad jurídica de los hijos e hijas habidos dentro y fuera del matrimonio, el divorcio y el sufragio universal.

En el contexto de una sociedad machista tuvo que enfrentar negaciones y obstáculos que superó con creces. Entre ellos se encontraba otra mujer, Victoria Kent, que consideraba que las mujeres votarían a la derecha y que por ello era mejor que no obtuvieran el derecho a voto.

Aun así, el 1 de octubre de 1931 se aprobó el sufragio femenino en las Cortes de España. Dos años después el resultado de la votación respaldó la postura de Victoria Klent. Ante esto, Clara no volvió a ser elegida en el Parlamento.

Palabras pronunciadas por Clara Campoamor: «Defendí en Cortes Constituyentes los derechos femeninos. Deber indeclinable de mujer que no puede traicionar a su sexo.»

Tras esto, abandonó el Partido Radical e intentó unirse a Izquierda Republicana. Rechazaron su admisión debido a que en las elecciones las mujeres habían votado a la derecha. Las criticas provenientes de la izquierda fueron muy duras para Clara Campoamor. De hecho, publicó un testimonio personal llamado ‘’Mi pecado mortal. El voto femenino ‘’.

No fue este el único golpe al que tuvo que hacer frente, ni mucho menos. En 1936 con la llegada de la Guerra Civil tuvo que exiliarse. Un exilio producido por el machismo de la época y que duró hasta su muerte a causa del cáncer en 1972.

Ahora quiero lanzar una reflexión sobre los lapsus de memoria que tiene nuestra historia:

Clara Campoamor falleció en Lausana (Suiza) y ante la falta de familiares que pudieran hacerse cargo de sus restos, su destino en un contexto de dictadura y de ideales machistas era una fosa común. Sí, los restos de esta mujer no merecían ningún Panteón o una simple tumba con su nombre. Todo lo que hizo y logró en la República desapareció con ella.

Por suerte, una familia catalana decidió aguardarle un mejor lugar para darle un final más digno. El que ella y su esfuerzo merecía.

Sin embargo, en un país como España que presume de un gran patrimonio cultural y de una igualdad indiscutible, mujeres como Clara Campoamor siguen sin su reconocimiento y sin un lugar de descanso donde se le rinda homenaje a sus logros.

Hablamos del sufragio femenino, ¿no merece esto un mayor reconocimiento? Por suerte, todo acaba llegando y Clara Campoamor ya cuenta con calles y plazas con su nombre, monumentos e incluso certámenes con su nombre. Aun así, hay personas que solo causaron dolor en nuestra historia que tienen panteones, lugares de culto y un reconocimiento nacional.

Las historia de España sigue castigando a las mujeres no reconociéndolas y no hablando de ellas. Quizás es que aun cuesta al día de hoy reconocer que las mujeres hemos ayudado a avanzar, a descubrir y a ser mejores. Mientras tanto, muchas mujeres caen en el olvido de la historia que se acuerda de quien quiere y cuando quiere.

@ciaoatenea

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s