Spoiler: Mujer discriminada – Lise Meitner

Parece que la historia nos intenta ocultar el nombre y la importancia de las mujeres. Por suerte, las mujeres no pararon a pesar de lo complicado que era llegar a conseguir un trabajo en ciertos sectores y que para lograrlo se verían sometidas a un continuo juicio y machismo.Imagen relacionada

Un ejemplo de esto es Lise Meitner, una de las científicas más importantes del siglo XX. ¿La conocías? Ella como casi todas las mujeres tuvo que hacer frente al hecho de ser mujer. Además, vivió otras muchas situaciones complejas. Lo que me gusta de estas historias es que ellas nunca se rinden.

Lise Meitner, una mujer cuya pasión era la física pero que se enfrentaba a un problema: las mujeres no eran aceptadas en la universidad. Consiguió matricularse en la Universidad de Viena, siendo una de las primeras mujeres en hacerlo.

Cambió su residencia a Berlín para poder aprender de Max Planck y sus conocimientos de física teórica. Ella destacó entre los alumnos y decidió nombrarla su asistente.

Otra persona importante para ella fue Otto Hahn, su pareja profesional durante treinta años. Él era químico y junto a ella colaboraría en estudios e investigaciones de gran relevancia.

Ante la discriminación que sufría por ser mujer tuvo que trabajar sin recibir ningún tipo de remuneración, su compañero, en cambio, sí tenía un sueldo. No fue esta la única situación de machista que vivió. Su supervisor no podía hacerse a la idea de que una mujer estuviera en su laboratorio así que la trasladó a un sótano donde realizaba sus investigaciones.

Junto a Otto Hahn descubrió un nuevo elemento de número atómico 91, el protactinio. Cosa que la convirtió en catedrática de Física Nuclear Experimental. Obviamente, él consiguió cargos más altos.

Sin embargo, llegó el régimen nazi y obligó a Lise Meitner, como a muchos otros judíos, a huir a Suecia. Allí siguió dedicando su vida a la ciencia. Esto no separó a la pareja y siguieron en contacto.

En dicho encuentro se trató la investigación que Lise había iniciado en Alemania pero continuó Otto. Esta determinaba que el uranio se dividía en elementos más ligeros al ser bombardeado con neutrones. Es decir, desmentía la premisa anterior de la ciencia.

Él le pidió que buscara una explicación a lo que había descubierto y así lo hizo ella. Redactó junto a su sobrino dicha explicación, concretando todos los aspectos que seguían difusas en el descubrimiento de su compañero. Dicha teoría fue clave para el hallazgo de la fisión nuclear, Ella fue clave.

A pesar de esto, Hahn no la nombró en cuanto a la autoría de la publicación que explicaba la teoría. ¿Su razón? El nacismo. Es cierto que ella era una exiliada y que a él le estaba prohibido tener contacto con ella.

Así que el Nobel de Química fue exclusivamente para él. Lo entendería si la cosa quedara ahí. Una vez el tenía libertad para reconocer el trabajo de Lise, decidió negar cualquier participación de esta en el descubrimiento.

Sin embargo, ella no se enfadó con su compañero por esta cuestión, sino por colaborar con el régimen de Hitler. Ella no investigó para desarrollar las armas nucleares, utilizadas para bombardear y amenazar.

Una y otra vez, detrás de un hombre hay una gran mujer. ¿Cuándo dejarán de estar detrás?

@ciaoatenea

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s